¿Qué tipo de persona quiero ser todos los días ? , eso, lo decido cada mañana

Es increíble, como ese antiquísimo dicho que dice, que al que madruga , Dios lo ayuda, tiene todo el sentido si es aplicado de forma correcta.


¿Te imaginas , como mencioné en el artículo de ayer, que cada día tu tienes la oportunidad de decirle al universo que clase de día tienes?


Cuando nosotros dormimos, tenemos varios ciclos de sueño, llamados ciclos circadianos, y pasamos por varios estados del sueño que son beta, alfa, teta y beta, que tienen que ver con la frecuencia a la que nuestro cerebro está vibrando.


Cuando despertamos, estamos en una vibración más lenta, que la de todo el día, y estamos en contacto con nuestra parte espiritual y somos mucho más perceptivos, nuestro cerebro inconsciente está a flor de piel.


En este momento, si yo le doy instrucciones al cerebro de que haga tal o cual cosa, es muy probable que las pueda cumplir y pueda yo tener un día de éxito, y productivo en felicidad y también en dinero.


Recuerda que nuestro cerebro es como una computadora, a la que le doy instrucciones y las realiza, recuerda , que el cerebro no sabe distinguir entre realidad y fantasía y que por eso, yo , puedo decidir en que quiero que mi cerebro me ayude y en que no.


Jaime Rofe





6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo